4 errores de Comunicación en la Pareja

¿Tengo mala comunicación en mi pareja?

Es muy fácil adquirir hábitos de comunicación negativos cuando se trata de relaciones. ¿Quién puede decir que nunca ha levantado la voz en una discusión? ¿O acusó injustamente a su pareja de algo? ¿O incluso se negó a participar en una discusión?

comunicacion pareja

El caso es que, si no tenemos cuidado, este tipo de comportamientos pueden crear verdaderas dificultades. Pueden convertir pequeños problemas en grandes, cultivar resentimientos a fuego lento a largo plazo y, en última instancia, hacer que sea más complicado resolver las cosas cuando se presenta una crisis real.

Solo prestando mucha atención a lo bien que nos estamos comunicando con nuestra pareja podemos cortar cosas como esta de raíz. Estos son cuatro de los hábitos de comunicación negativa más comunes y cómo evitarlos.

1) No dar respuesta

Todos hemos estado allí. Nuestro compañero entra en la habitación, ve que estamos de mal humor y nos pregunta qué pasa. Y que decimos ‘Nada.’

Por alguna razón, muchos de nosotros tenemos la tendencia a asumir que nuestra pareja debería poder saber exactamente lo que estamos pensando sin que se lo digamos. Es como si los estuviéramos probando, pidiéndoles que demuestren que nos conocen lo suficientemente bien como para diagnosticar nuestros sentimientos sin ningún tipo de señal verbal.

En realidad, todo esto hace que todos se sientan molestos. La persona que recibe el tratamiento silencioso siente que está en una posición irrazonable y puede ponerse a la defensiva. Y la persona que lo da solo empeora su mal humor, convenciéndose de que su pareja no ha superado la prueba.

Si hay un problema que debe resolverse, hablar siempre es mejor que no decir nada. Sea valiente y franco: si es algo que realmente es importante para usted, entonces reprimir sus preocupaciones solo causará problemas más adelante.

2) No asumir la responsabilidad

Cuando estás molesto con tu pareja, puede ser tentador actuar como si todo fuera su culpa. No nos gusta reconocer que cada desacuerdo tiene dos lados, y puede ser difícil aceptar que puede haber muchas cosas que podríamos estar haciendo para facilitar las cosas.

Pero es muy probable que pueda resolver los problemas si asume la responsabilidad de su parte en ellos.

Si te encuentras expresando tus preocupaciones en términos de lo que tu pareja podría estar haciendo de manera diferente, diciendo cosas como ‘tú siempre’ o ‘tú nunca’, detente e intenta usar palabras ‘yo’ en su lugar: ‘yo siento’, ‘me gustaría ‘ y así. Esto te ayudará a concentrarte en tus propios sentimientos y a comunicarle a tu pareja que estás dispuesto a ver ambos lados de la conversación.

3) No controlar tus emociones

No es de extrañar que muchos de nosotros perdamos los estribos al hablar de cosas con nuestra pareja. Puede dar miedo pensar en lo que sucederá si no estamos de acuerdo en algo realmente importante. En ocasiones, exagerar nuestro caso puede resultar más seguro que abrir un diálogo.

Pero gritar o usar un lenguaje agresivo no ayudará a tu pareja a comprenderte mejor. De hecho, es mucho más probable que ocurra lo contrario.

Es mucho mejor intentar controlar cómo nos expresamos. Tenga cuidado de no levantar la voz si puede evitarlo, y tenga cuidado con el uso de un lenguaje corporal negativo o agresivo. Las cosas tienden a ir mucho mejor si ambas partes sienten que están siendo escuchadas, no atacadas.

4) Discutir por lo pequeño

¿Es sobre lo que estás discutiendo realmente algo que es importante para ti? Si te encuentras peleando por cada pequeña cosa, tu relación puede terminar convirtiéndose en un campo de batalla de comportamiento defensivo, y tu pareja tendrá dificultades para tomarte en serio cuando se trata de algo que realmente te hace sentir muy fuerte.

Aprender a dejar de lado las pequeñas cosas puede ser tan importante como aprender a hablar de las grandes. Si es algo que, en realidad, no es tan importante, intenta darle a tu pareja un poco de libertad. Después de todo, probablemente hay muchas cosas que haces que también los molestan.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *